HISTORIA DEL SEMINARIO

Eran los principios de los 60's, años de cambios en el mundo y no se diga en la Iglesia, nacía en Sonora la Diócesis de Ciudad Obregón, escindiéndose de la de Hermosillo, 25 de febrero de 1960, y era instituido como primer Obispo el Sr. José de la Soledad Torres Castañeda, que traía como una de sus prioridades la fundación del Seminario, y no pasó mucho tiempo para que su sueño se cristalizara, pues el 20 de noviembre de 1961, declaraba formalmente inaugurado el Seminario Menor, a quien el llamó "la Niña de sus ojos" con un total de 26 alumnos, de los cuales 22 entraron a estudiar primero de Latín y 4 segundo, los sacerdotes encargados fueron Ismael Esparza A. Y Manuel Martínez, primer vice-rector.

Se inicia en la hacienda, "La Esperanza", donada por una familia de Obregón, situada a las afueras de la ciudad y que contaba con una casa grande. Para 1962, el Sr. Torres Castañeda, inició la construcción del edificio que ocuparían las religiosas que atendían la alimentación, ese mismo edificio estuvo ocupado después por el teologado y actualmente por el Curso lntroductorio, después siguieron dos edificios más, uno dedicado a capilla y dormitorio, hoy el edificio de Filosofía, y el otro a biblioteca, salones de clase y estudio.

Las primeras religiosas que atendieron la alimentación pertenecían a la congregación de las hermanas de la Caridad, es a principios del año 1966, cuando llegan al Seminario, las primeras religiosas pertenecientes a la congregación de las Misioneras del Sgdo. Corazón de Jesús y Sta. María de Guadalupe, congregación que aún nos acompaña en la actualidad.

Para 1969, siendo Obispo, el Sr. Miguel González Ibarra, se construye el edificio central, hoy ocupado por la capilla de Teología, cuartos de formadores y seminaristas de Teología, y en el primer piso la cocina y el comedor.

Un recorrido histórico por las etapas de nuestro seminario, nos lleva al Curso de Humanidades "curso Lectivo", el cual comprendía los primeros 4 años de formación. Las materias que comprendía este curso eran: Español, Matemáticas, Trigonometría, Historia Universal, Historia de México, Geografía, Biología, Religión y Música. Las lenguas: Latín, Francés, Ingles, Griego. Después de estos cuatro 4 años se continuaban los estudios del Seminario Mayor en Montezuma, Nvo. México y en el Seminario de Guadalajara.

Es hasta 1990 cuando se cierra esta etapa e inicia el Curso de Nivelación en Guaymas, después de pasar por diferentes etapas: Secundaria en 1965-73, Preparatoria desde 1973-1990 cursado en los institutos La Salle, Epuco, ltson y Vera Cruz; con un ingreso de 100 nuevos seminaristas.

Es hasta 1990 cuando se cierra esta etapa e inicia el Curso de Nivelación en Guaymas, después de pasar por diferentes etapas: Secundaria en 1965-73, Preparatoria desde 1973-1990 cursado en los institutos La Salle, Epuco, ltson y Vera Cruz; con un ingreso de 100 nuevos seminaristas.

El Curso Introductorio se fundó en 1985, siendo Obispo el Sr. Luis Reynoso Cervantes, tercer obispo de cuidad Obregón, con 11 alumnos de los cuales 6 llegaron a ordenarse. Este curso tiene como objetivo-, "lograr una formación espiritual centrada en el misterio de Cristo y de la Iglesia, profundizar en el discernimiento vocacional y adquirir una visión global de los objetivos y contenidos de la formación sacerdotal".

Desde 1998, en que se cerro el Curso de Nivelación, el Curso Introductorio inició un nuevo programa, teniendo la formación completa dentro del propio seminario.

La etapa de Filosofía, aunque es el tiempo intermedio de formación sacerdotal, es la última en formarse. Durante esta etapa los alumnos conocen la historia y el contenido del pensamiento filosófico occidental, de manera que sea capaz de dialogar con personas, creyentes o no creyentes, sobre los fundamentos de nuestra fe que se pueden alcanzar con la sola ayuda de la razón humana.

Anteriormente, los estudios filosóficos se realizaban en distintos Seminarios. En 1965 los estudios se realizaban en el Seminario de Montezuma, Nuevo México y Guadalajara, Jalisco. Posteriormente, en 1972, los alumnos cursaban sus estudios en el Seminario de Tijuana y, en 1992, en Aguascalientes.

Fue hasta 1994, cuando se abre esta etapa en nuestro Seminario, siendo obispo Don Vicente García Bernal, Rector el P. Miguel Agustín Durazo, Vicerrector y prefecto de filosofía el P. Felipe de Jesús González y director espiritual de filosofía el p. David Ortega.
En el año 2000 se inicia el trienio de estudios Filosóficos.

En 1986, el Sr. Obispo Don Luis Reynoso Cervantes, tercer obispo de Cd. Obregón, en los 25 años de nuestro Seminario, se erige el Seminario Mayor, en su etapa de Teología. Como Rector el P. Miguel Agustín Durazo y Director Espiritual el P. Francisco Javier Álvarez. El objetivo que se pretende en esta etapa es que los alumnos, correspondiendo al don de Dios, se configuren con Cristo, Buen Pastor, asumiendo los criterios, actitudes y estilo de vida que los hará aptos para ejercer en la Iglesia el ministerio sacerdotal.

Los estudios son divididos en dos cursos, el Curso Básico de teología Fundamental, los últimos tres años de la formación en un Curso Cíclico, los cuales están organizados en el estudio de Cristología, Eclesíologia y Antropología Teológica (A, B y C).

El Seminario constituye, en esta diócesis como en todas, un hecho muy especial, es el lugar donde se forman los que en un futuro estarán al frente de las comunidades que integran la diócesis.

Son muy importantes las obras materiales y los años que le dan fundamento y personalidad a las instituciones, no podemos menos que sentimos orgullosos cuando vemos nuestro Seminario, pero más importantes son las personas, y en la historia del Seminario, han pasado por sus habitaciones, comedor, capilla, pasillos, salones de clases, etc., muchas personas, la mayoría de ellas no llegaron a ordenarse, pero contribuyeron a que llegáramos a ser lo que somos, sería imposible mencionarlos a todos: sacerdotes, maestros, rectores, religiosas, laicos y seminaristas, pero siguen estando presentes en nuestra historia, que es lo que es el Seminario, lo que cuentan son los recuerdos, los momentos que hacen significativo el estar juntos.